Los 7 Super Errores de la web

Los 7 Super Errores de la web

¿Cuántos selfies tomamos cada día? ¿Cuántas publicaciones en Facebook y cuántas horas pasamos chateando en WhatsApp? La web Generazioni connesse ha enumerado los 7 errores más comunes que cometemos en la Red. Se trata de malos hábitos digitales, a los que se les ha dado, con gran imaginación e ironía, precisos nombres y apellidos. Descubramos juntos en cuál de estos defectos nos reconocemos más, parcial o totalmente.

1. Chat Woman

Ella es la reina del chat. Le gusta pasar todo el día charlando, desde que apenas se despierta hasta que se acuesta, cuando además deja el teléfono encendido bajo la almohada. Una verdadera leona del teclado, cambia fácilmente del chat de Facebook a WhatsApp, de Tinder a Badoo. Sin preocuparse por el peligro, atraviesa los pasos de cebra sin depegar la mirada del smartphone. A menudo le sucede conversar con varias personas y en varios chats al mismo tiempo. Para ella eso no es un problema. No hay límites ni barreras temporales. El digital ha roto toda frontera. Pero, al hacerlo, nuestra Chat Woman corre el riesgo de disolverse en un modo puramente virtual, perdiendo el contacto con la realidad, las personas y las emociones verdaderas... Familyandmedia te aconseja leer Cómo vivir felices y serenos a pesar de smartphone y tableta.

2. Silver Selfie

“Somos el ejército del selfie

de quienes se broncean con el iPhone

Pero no tenemos ya contactos

Solamente likes a otra publicación”.

Es el famoso estribillo del Ejército de selfie, una canción italiana reciente de gran éxito. Y nuestro Silver Selfie parece que está perfectamente inspirado en este tormentón musical de verano. Es el rey del selfie. Vive convencido de haber entendido el verdadero significado de la vida: tomarse continuamente fotos de sí mismo con su smartphone y publicarla en las redes sociales, en una espera perenne y espasmódica de “me gustas”. Cualquier foto le está bien: apenas levantado, o mientras se come un bocadillo o en la pared debajo de la casa. Lo importante es publicar, lo importante es estar allí. Querido Silver Selfie, ten cuidado. Haciendo esto corres el riesgo de convertirte en una caricatura de ti mismo y dar una imagen equivocada y superficial. Familyandmedia te recomienda leer Buenos propósitos digitales: ¡Estos son los secretos de la dieta 5:2!

3. El increíble Url

Realmente no hay nada que hacer, es más fuerte que él. Tan pronto como ve un enlace, no puede controlarse y lo revisa. Hace clic realmente en todo, aceptando, sin leer una sola línea, cualquier cosa. Tal vez es un poco ingenuo, tal vez incluso un poco distraído, pero nuestro increíble URL haría bien en reflexionar siempre un momento antes de hacer clic, para evitar amargas decepciones. De hecho, en la red hay muchos virus, estafas y contenido que podría molestar. Ojo luego a la privacidad. Encontrarnos con nuestros datos personales y confidenciales robados es realmente cuestión de un momento. Estimado Increíble Url, Familyandmedia te recomienda leer El deep web: el lado oscuro de Internet. Un viaje más allá de las fronteras de la red.

4. El hombre Taggo

Cuando era niño crecí leyendo los cómics del “hombre araña”. Ahora parece que él sea la única persona, el hombre Taggo. No puede hacer otra cosa. Su deseo de etiquetar a todos en cada foto y en cualquier momento es realmente imparable. ¿El resultado? A menudo molesta a sus amigos, que quizá son más atentos con su privacidad y no se entusiasman con dejar que todo el mundo sepa dónde están y qué hacen. Tal vez el hombre Taggo, antes de etiquetar a alguien, debería pedirles permiso. Es la primera regla de una buena etiqueta digital. Estimado hombre Taggo, te recomendamos que leas Mamá, ¡nada de mis fotos en facebook! Una investigación desvela el uso de internet y redes sociales en la familia.

5. La chica Visible

Es la hermana de Silver Selfie. La vanidad parece ser un vicio familiar. También ella se toma fotos continuamente con smartphone y luego las envía con un mensaje a sus amigas. “Es muy privado, bórralo de inmediato”, se muestra un poco coqueta con las amigas, pero finalmente termina que su selfie recorre la red y lo ven millones de personas. Querida chica visible, una foto enviada por WhatsApp o publicada en Facebook es para siempre. Incluso si después te arrepientes, es demasiado tarde, porque podría haber sido guardada y difundida en Internet por otra persona. Nunca tomes fotos sexys. Podía verla no solo la amiga o el novio a quien la envías, sino muchas otras personas, y arruinar tu reputación de manera irremediable. No tomes decisiones precipitadas e ingenuas que podrían comprometer tu futuro. Familyandmedia te recomienda leer Snapchat: ¿nueva frontera de las redes sociales o trampa social de la que escapar?

6. Tempestad

Es siempre la más informada del grupo. Sabe todo: horario de los encuentros o de las clases, direcciones de los locales donde ir, los últimos apuntes de clase, secretos de todo tipo. ¿El resultado? Es constantemente bombardeada de mensajes y solicitudes, y corre el riesgo de perder todo el día respondiendo y enviando mensajes, dejando de lado cosas más importantes. Querida Tempestad, ten cuidado de no difundir nunca información personal sobre ti y tus amigos en la red. Podrías ser víctima de acoso cibernético o tener sorpresas desagradables solo por haber publicado tu número de teléfono o tu domicilio en las redes sociales. Después de todo, eres buena y tienes un gran corazón. Solo debes tener cuidado de no dar demasiada confianza e información a tus amigos virtuales. Incluso si te parecen buenas personas, podrían ocasionarte serios problemas. Familyandmedia te recomienda leer Cómo evitar que su hijo sea víctima del Grooming.

7. El Publicador Negro

Sin duda es el más rencoroso y antipático de nuestros personajes. Persigue a todo y a todos, incluso si sus víctimas favoritas son a menudo las más débiles y más indefensas, como los inmigrantes, las mujeres, los ancianos y los discapacitados. Las redes sociales son su entorno natural para desahogarse, burlarse de los demás, criticar e incluso ofender. Es un gritador profesional, siempre en busca de un mensaje de fácil aplauso, tal vez para compensar su enorme inseguridad y frustración en la vida real. Por un “me gusta” más haría locuras. Es aconsejable ignorarlo y no responder a sus provocaciones virtuales. Estimado Publicador Negro, deje por un momento de gritar y atacar a todos en las redes sociales y tómese dos minutos para leer Haters online: ¿ mezquinos acosadores crecen y evolucionan?

En conclusión, la web es un mundo maravilloso, que puede darnos muchas posibilidades y ocasiones de estudio, aprendizaje, diversión y trabajo. Pero no dejemos que nuestras debilidades y faltas del carácter se conviertan en semilla fértil para alimentar malos hábitos. Tratemos de encontrar un justo equilibrio entre vida y vida digital. Aprendamos a controlarnos y a ser educados y respetuosos en la web. Nos lo debemos a nosotros mismos y a los demás. ¡Buena navegación a todos!

Fuente original: damos las gracias a la web Generazioni connesse por las imágenes, los nombres y la idea de los personajes.