¿Qué piensan los padres americanos de los medios de comunicación?

¿Qué piensan los padres americanos de los medios de comunicación?

No es un secreto que los jóvenes pasan la mayor parte de su tiempo con los medios de comunicación, ya sea con un móvil, un videojuego o la televisión. ¿Pero qué piensan realmente de esto sus padres? ¿Cuál es su opinión, cuáles son sus actitudes y criterios?

Common Sense (Sentido común), un centro especializado en los estudios sobre educación y medios, ha desarrollado una investigación (2016) para entender mejor cuál es la atención de los padres americanos hacia los medios de comunicación y qué preocupaciones tienen respecto hacia sus hijos. Han obtenido datos muy interesantes, que reflejan una fotografía fiel de la actual sociedad americana.

Los padres son los primeros usuarios de los medios de comunicación y tecnología en la familia

El primer resultado relevante de esta investigación es el hecho de que los padres pasan más de 9 horas delante de la pantalla entre trabajo y tiempo libre. Mucho tiempo. Quizás demasiado. No son seguramente un ejemplo para sus hijos desde este punto de vista. La paradoja, sin embargo, es que estos mismos padres, aun siendo los primeros en usar mucho los medios de comunicación y la tecnología, se revelan después conscientes de los riesgos y peligros de una exposición tan elevada.

De hecho, entre sus preocupaciones principales se halla el temor de que sus hijos caigan en una dependencia de los medios y de la tecnología por un uso excesivo, cosa que pueda provocarles trastornos psicológicos, como por ejemplo la pérdida del sueño nocturno. Despiertan alerta en particular Internet y las redes sociales. El 50% de los padres cree que las redes sociales pueden provocar daño al equilibrio psicofísico de sus niños, en particular por la pérdida de concentración (35%), por la falta de desarrollo de capacidades sociales y comunicativas (34%), en el comportamiento (24%), en el rendimiento escolar (22%), en el proprio equilibrio emotivo (20%) y en las relaciones personales (15%).

Diferencias entre padres blancos, afroamericanos e hispanos

Uno de los méritos principales de esta investigación es que muestra las diferencias de visión y comportamientos de los padres de los tres principales grupos étnicos americanos. En línea general, hay una mayor predisposición al control por parte de los padres hispanos, respecto a la de los afroamericanos y a los blancos (no hispanos).

Los padres hispanos tienden a estar más atentos que los blancos y los de color al gestionar el uso de los medios de comunicación con los propios hijos. Por ejemplo, el 60% de ellos declara estar muy atentos a supervisar que los hijos no pasen demasiado tiempo en internet, respecto al 37% y al 33% de los otros grupos. Una diferencia notable.

En lo que se refiere a las redes sociales, dos tercios de los padres hispanos declaran ser siempre muy cuidadosos en el uso que de ellas hacen sus hijos. Finalmente, también dos tercios de los padres hispanos y de los padres de color afirman estar muy atentos a controlar lo que sus hijos ven y escuchan en los medios, respecto al 51% de los padres blancos.

La privacidad

El respeto de la privacidad de sus hijos no es un factor tan importante dentro del proyecto educativo de ellos o al menos no es una prioridad.

Casi dos tercios de los padres (el 67%) afirman, de hecho, que es más importante controlar el consumo de los medios por parte de los propios hijos que respetar su privacidad. En otras palabras, la prevención y el control viene antes que nada.

Tecnología y educación

Finalmente, ¿qué piensan los padres del uso de la tecnología en la preparación escolar de los propios hijos? Aquí el consenso es casi unánime. La práctica totalidad (el 94%) afirma que la tecnología proporciona un soporte válido para las tareas de colegio y la educación escolar. Además, los padres declaran tener una opinión positiva sobre el rol de la tecnología en la educación de sus hijos y en el desarrollo y entrenamiento de importantes capacidades escolares.

Metodología de la investigación

La investigación se realizó en julio del 2016 a través de cuestionarios en un panel de más de 1.700 padres de chicos y chicas comprendidos entre los 8 y los 18 años, que viven en Estados Unidos. Los cuestionarios se ofrecieron tanto en inglés como en español, usando un sistema de muestreo estadístico que garantiza una buena representatividad de la población estadounidense.

En la investigación han sido considerados todos los tipos de medios de comunicación, con una atención especial, además de la televisión, a los nuevos medios, redes sociales, internet y videojuegos en particular.

Conclusiones

La investigación revela un cuadro de conjunto de los criterios y actitudes de mediación, de control y de gestión entre padres e hijos en el uso de los medios de comunicación en casa y fuera de casa. Los resultados muestran que los padres, especialmente los hispanos, son muy activos en observar a los propios hijos cuando están con el teléfono o jugando con una consola de videojuegos, para evitar exposiciones excesivas o malos hábitos. Pero al mismo tiempo, los padres no demonizan la tecnología, pues piensan que es útil para la educación y el progreso académico de sus hijos. En conclusión, el estudio proporciona perspectivas interesantes en una óptica de educación a los medios, que podrían ser retomados también para desarrollar la misma investigación en un contexto europeo o asiático.