Una nueva investigación nos revela los puntos fuertes y débiles de los jóvenes en relación con los media y la tecnología

Una nueva investigación nos revela los puntos fuertes y débiles de los jóvenes en relación con los media y la tecnología

¿Cuántas horas pasan los chicos italianos con los videojuegos? ¿Saben cuándo deben dejarlos o hace falta que intervengan los padres? ¿Juegan solos o en compañía? ¿Y qué redes sociales utilizan más? ¿Usan una cuenta con sus datos o recurren a una identidad falsa? Y, para terminar, cuando una serie de televisión, ¿saben valorar críticamente los contenidos, por ejemplo, en temas como la amistad y el amor? Estos son sólo algunos de los muchos interrogantes abordados por el nuevo estudio Teen usage of New And Old Media: Formation & Family , realizado recientemente por el equipo de investigación de Familyandmedia.

El estudio pretende arrojar una nueva luz sobre las modalidades y los efectos del uso de las nuevas tecnologías por parte de los adolescentes italianos, centrándose en tres aspectos:

- Las series de tv;

- Los videojuegos;

- Las redes sociales.

La investigación fue realizada durante el año 2016 en varias ciudades italianas (Perugia, Piacenza, Bari y Roma) en colaboración con la ANSPI (Asociación Nacional Oratorios San Pablo), con un panel total de casi 100 chicos y chicas, divididos por igual entre varones y mujeres, de edad comprendida entre los 14 y 20 años. Todas las informaciones se han recogido a través de actividades lúdicas, para favorecer la naturalidad y la espontaneidad de las respuestas, sin advertir formalmente a los chicos que se trataba de una investigación social, sino de colaborar en la ideación experimental de nuevas actividades lúdicas en los campos estivos de sus compañero.

La idea de este estudio surgió del seguimiento continuo de la realidad cotidiana y de su observación sistemática queFamilyandmedia lleva a cabo desde hace más de diez años. Contemplar cada día el comportamiento de los chicos en el autobús o en la calle, concentrados al máximo sobre el último videojuego, o dedicados a escribirse mensajes, a chatear y a mandarse emoticones y fotos por medio de las redes sociales, ha sido el incentivo para profundizar con un trabajo específico sobre la relación entre jóvenes y tecnologías, ensayando una nueva variante metodológica que se incorpora a la del habitual focus group típico de la investigación social: la del juego, que permite una naturalidad en el comportamiento y en las respuestas.

El objetivo del estudio no es simplemente recoger una mole de datos, sino ofrecer una guía y una orientación teórico-práctica a los profesores, los formadores, los educadores y los padres; para construir algo que falta aún en el espacio público actual: una cultura de lo digital.

Por cultura digital no entendemos sólo el conocimiento técnico o de uso de los medios de comunicación modernos, sino la voluntad y la capacidad de saber construir una relación sana, libre, consciente y equilibrada con los instrumentos tecnológicos, que se han convertido en auténticas extensiones artificiales del cuerpo. Cultura digital quiere decir saber cuándo llega la hora de apagar el iPad o el móvil, o discernir los mensajes positivos y negativos de una serie de televisión.

En el centro está la necesidad de insistir en la formación del carácter y de las virtudes, marginada por el modelo educativo dominante, en favor de un psicologismo blando y una pobre acumulación de nociones. El carácter de un adolescente forjado en las virtudes, lo hará no sólo fuerte y ágil frente a los obstáculos de la vida, sino también capaz de construir una relación libre y equilibrada con personas y objetos, sin dejarse arrastrar a la infelicidad por el deseo de posesión. Un joven bien formado será a su vez un adulto buen formador de sus hijos y de muchos otros chicos, capaz de transmitir valores y de ser una guía en grandes temas como el amor, la amistad, la lealtad, la confianza.

¿Qué ofrece esta investigación?

Esta investigación pretende aportar reflexiones sobre la relación entre tecnología y adolescencia, dirigida a quienes trabajan en el campo de la educación y en la investigación juvenil. No esperen un texto lleno de tablas, gráficos, estadísticas y porcentajes. Imagínense, más bien, los chicos de carne y hueso que, con espontaneidad y entusiasmo, les hablan de ellos y de su modo de ver la vida. ¿Objetivo? Pensar e inspirar contenidos y programas educativos que nazcan, entre otros posibles factores, precisamente de la experiencia realizada con estos jóvenes.

Para leer el texto completo del nuevo estudio de Familyandmedia, descarga gratis aquí el ebook de la investigación. ¡Buena lectura!