Los niños y las familias penalizados ante la pequeña pantalla

Los niños y las familias penalizados ante la pequeña pantalla

Según los datos recopilados recientemente por el Moige (Movimiento Italiano de Padres), relativos a las violaciones de las normativas que se han producido durante el mes de noviembre de 2010, la televisión italiana no ofrece productos televisivos que respeten a los niños y a las familias.

Series como Los Cesaroni, o como My name is Earl siguen presentado temas y modelos de vida que se basan sólo en el sexo, con un lenguaje vulgar absolutamente inadecuado para el horario en que se retransmiten. No se puede olvidar que los menores son más frágiles y que aún no poseen una conciencia crítica que les permita descodificar los mensajes más peligrosos y defenderse de ellos.

En este sentido, los padres muestran una gran preocupación y la televisión sigue teniendo una gran responsabilidad en este campo. La peor de todas sigue siendo Italia 1 seguida de cerca por las restantes cadenas comerciales. Son mejores, sin embargo, los programas de la RAI, más atentos a las familias con productos como Filumena Maturano, La prueba del cocinero y El Zecchino d’oro.